22 abril, 2019

Reparación Metalock

¿Qué es Metalock?

El proceso de reparación Metalock conocido como costura de metal, es un método de reparación rápida y permanente único para grietas, fisuras o unión de piezas de componentes de metal sin utilizar ningún método de soldadura al calor, este proceso mantiene la alineación y superficies originales permitiendo el rendimiento original y con temperaturas de trabajo permitidas del fabricante.

Reputación Mundial Comprobada

El proceso de reparación de Metalock se ha probado repetidamente, y posteriormente se ganó una reputación mundial por su confiabilidad y velocidad de reparación, es reconocido por las sociedades de clasificación a nivel Global: Lloyd’s Register | Berau Veritas | ABS |DNV | RINA | ISO.
Sólo los miembros de la Asociación usan el proceso de reparación Metalock con las llaves de aleaciones MN211® y MN555®.

Rápida Respuesta

Cada reparación sólo se necesita un equipo portátil que se puede llevar en la mano y se completa generalmente en cuestión de horas o días. También por lo general puede restaurar la fuerza del equipo de forma que continuará operando a según las especificaciones del fabricante.

Ventajas del Proceso

  • Amortigua y absorbe las tensiones de compresión.
  • Proporciona un buen ‘junta de expansión’ para piezas fundidas tales como camisas de cilindros, cabezas diesel o cualquier bloques sujetos a tensiones térmicas .
  • Distribuye la carga de tensión en puntos de fatiga.
  • Mantiene condiciones liberado de tensiones internas inherentes donde se produjo la rotura.
  • Mantiene la alineación y superficies originales ya que por ser en frío  no hay distorsión.
  • La gran mayoría de las reparaciones se puede hacer in situ, con el consiguiente ahorro en el tiempo con poco o ningún desmontaje.
  • Se puede lograr un sello hermético  a prueba de presión debido a la interbloqueo entre chavetas y pernos  Metalock.

Recuperación de Activos – Usos

  • Blocks o bloques de motor de todas las industrias
  • Paredes del motor
  • Bancadas, túneles
  • Culatas, cabezotes o cabezas del cilindro
  • Cilindros de motor
  • Cajas de cambios, cárteres
  • Prensas, bridas, etc.